Última actualización: 19. septiembre 2021

Sabías que…

Algunos productos incluirán al estearato de magnesio en su lista de ingredientes bajo los términos “E572” o “E470b”.
La alergia al estearato de magnesio es muy rara, pero en caso de padecerla, tendremos que evitar todos los productos con este aditivo.  
Los organismos oficiales permiten que el estearato de magnesio se aplique quantum satis, es decir, en la cantidad que sea necesario (y no más) para lograr el efecto deseado en un producto o alimento.
Josh Axe title=
“Sería necesario consumir miles de pastillas o tabletas al día para sufrir los efectos secundarios del estearato de magnesio””

Frases:

  1. El estearato de magnesio es uno de los aditivos alimentarios más usados.
  2. Para crear estearato de magnesio, muchas veces se recurre al aceite de algodón.
  3. El estearato de magnesio se considera seguro si se consume en moderación.
  4. Muchas personas desconfían del estearato de magnesio y prefieren utilizar suplementos que no lo incluyan entre sus ingredientes.
  5. El estearato de magnesio permite que los ingredientes de los suplementos tomen forma de cápsula o de tableta.

Imágenes: cápsulas, tabletas, algodón, personas “pensativas” y científicos

https://es.123rf.com/photo_103505388_crisis-de-analg%C3%A9sicos-opioides-y-concepto-de-abuso-de-drogas-epidemia-de-adicci%C3%B3n-a-opioides-y-medic.html?vti=lgv0mvmxnzpea5yibf-1-91

Nuestro método

15Horas invertidas

10Estudios evaluados

¿Usas suplementos a menudo? En ese caso, es probable que no solo te preocupe que estos productos sean efectivos, sino que también buscas que sean seguros. Por esa razón, los agregados de los complementos nutricionales se consideran tanto o más importantes que los ingredientes activos. Pero, ¿qué ocurre con el aditivo más utilizado, el estearato de magnesio?

El estearato de magnesio es un producto que se utiliza en la industria de la suplementación para facilitar la creación de píldoras y tabletas, entre otros. Aunque oficialmente se considera seguro para el consumo humano, algunas personas insisten en que este aditivo podría no ser “tan sano” como creemos. ¿Mito o realidad? ¡Quédate con nosotros para averiguarlo!

Lo más importante

  • El estearato de magnesio es uno de los aditivos más utilizados en la industria de la suplementación.
  • El estearato de magnesio se ha ganado una mala reputación debido a una serie de estudios poco fiables que lo tachan de “peligroso para la salud”.
  • Si prefieres evitar este aditivo en tu dieta, busca productos con aditivos alternativos, sigue una dieta libre de alimentos procesados y habla con tu médico y con tu farmacéutico para elegir medicamentos adecuados.

¿Un peligro real? Todo sobre el estearato de magnesio

El estearato de magnesio se usa como aglomerante y espesante en todo tipo de suplementos, a los que dota de la textura necesaria para, por ejemplo, formar cápsulas y tabletas. Sin embargo, algunos estudios controvertidos insisten en que el estearato podría hacernos enfermar gravemente. ¿Qué hay de cierto en estas afirmaciones?

¿Qué es realmente el estearato de magnesio?

El estearato de magnesio es el resultado de combinar una sal de magnesio (como el óxido de magnesio) con el ácido esteárico, un ácido graso saturado que abunda en la grasa animal y vegetal (como la grasa de pescado o el aceite de coco) .

Con esta mezcla tan particular obtendremos un polvo de color blanquecino y textura aceitosa muy apreciada en la industria de la suplementación. ¿Por qué? ¡Muy sencillo! Al añadir el estearato de magnesio a un complemento nutricional en polvo, su textura aceitosa evitará que los ingredientes se adhieran a la maquinaria del laboratorio (1).

De este modo, logramos que los componentes del suplemento se mezclen con facilidad y que puedan ser moldeados en forma de pastillas o tabletas. Como puedes ver, ¡el estearato de magnesio es imprescindible en esta industria! Y además, este aditivo también es muy utilizado en:

  • El mundo del maquillaje: Sin el estearato de magnesio, sería casi imposible lograr que las coloridas sombras de ojos y los brillantes polvos compactos mantuviesen una textura unificada.
  • La industria farmacéutica: Muchos fabricantes de medicamentos también utilizan este aditivo para darle la textura adecuada a píldoras y tabletas.
  • El ámbito de la alimentación: Encontrarás estearato de magnesio en chicles, bollería, pastelería, caramelos y también en todo tipo de alimentos procesados que requieran de un aditivo para mejorar su textura.

Así, el estearato de magnesio es uno de los aditivos más utilizados en nuestras industrias. Revisa tu despensa; estamos casi seguros de que entre tus productos favoritos encontrarás a este espesante (si no aparece como “estearato de magnesio”, es posible que lo haga bajo las siglas “E572” o “e470b” o como “sales de magnesio de ácidos grasos”).

¿Qué le ocurre a mi cuerpo cuando consumo estearato de magnesio?

Si tenemos un cuerpo sano, podemos absorber y digerir el estearato de magnesio sin ningún problema. Tras consumirlo, nuestro tracto digestivo volverá a separar este aditivo en sales de magnesio y ácido esteárico (2):

  • Las sales de magnesio serán absorbidas y utilizadas como una fuente más de magnesio que también podrá ser incorporada a nuestras células para regular cientos de reacciones químicas vitales.
  • El ácido esteárico será aprovechado como cualquier otro ácido graso y metabolizado para obtener energía (¡no te preocupes, no te hará ganar peso!).

Además, nuestro cuerpo también será capaz de eliminar los componentes del estearato de magnesio a través de la orina y del sudor. Una pequeña cantidad de magnesio procedente de este aditivo también podría excretarse también por la leche materna (3).

¿El estearato de magnesio es realmente tóxico?

Los organismos oficiales europeos consideran al estearato como un aditivo seguro que puede utilizarse “quantum satis” (en cantidad suficiente) en los suplementos y productos de alimentación .

Así, este aditivo lleva utilizándose durante años en cientos de productos sin que se haya notificado ningún efecto nocivo para la salud. Otros países como China, Japón y Estados Unidos también permiten el uso del estearato y lo consideran un producto apto para su consumo en cantidades moderadas (4).

Las únicas personas que deberían evitar este aditivo, según los expertos, serían los individuos con alergias al estearato de magnesio y aquellos que no puedan eliminar el exceso de magnesio de sus cuerpos (por ejemplo, personas con enfermedades del riñón o niños muy pequeños) (2).

Entonces, ¿por qué existe tanta controversia en torno a este aditivo?

Así que el estearato de magnesio es un aditivo creado a partir de dos ingredientes que nuestro cuerpo puede metabolizar sin ningún problema. Además, lleva utilizándose durante años sin, aparentemente, provocar ningún problema para la salud y por si fuese poco, ¡nuestros organismos oficiales lo consideran seguro!

Entonces, ¿por qué tanta gente busca suplementos “libres de estearato de magnesio”? ¿Por qué hay tanta controversia en torno a este producto? Desgraciadamente, una combinación de noticias alarmantes y estudios mal interpretados han resultado en una serie de “mitos” y de “verdades a medias” acerca de este aditivo :

1. Mito: El estearato de magnesio destruye tus defensas

Si este aditivo pudiera reducir la efectividad de nuestras defensas y dejarnos vulnerables ante cualquier infección, ¡nos encontraríamos ante un producto verdaderamente peligroso! No obstante, antes de alarmarnos, deberíamos saber de dónde viene esta afirmación tan terrible:

En 1990, se realizó un estudio con células de ratón y ácido esteárico (no estearato de magnesio, sino únicamente el ácido graso de este aditivo). En este experimento, se observó que exponer a los linfocitos (células defensivas) de los ratones al ácido esteárico causaba su destrucción (5).

Entonces, ¿podemos utilizar este resultado para afirmar que “el estearato de magnesio destruye nuestras defensas? ¡No! Y te explicamos por qué (2):

  • Existen diferencias entre las células de ratón y de humano: ¿Sabías que los ratones tienen dificultades para metabolizar el ácido esteárico, mientras que los humanos no tenemos problemas para eliminarlo?
  • Las células “in vitro” no se comportan igual que dentro del cuerpo: Sumergir en estearato a las células es una situación “poco realista” que no ocurriría en la vida real. En condiciones normales, nuestras defensas están rodeadas de sangre y otras células.
  • No hay experimentos en humanos: Estos resultados tan alarmantes no se han repetido estudios con voluntarios humanos, afortunadamente.

Como puedes ver, este estudio puede llevarnos a error si nos dejamos “asustar” por su impactante título (“Bases moleculares de la acción imunodepresora del ácido esteárico”) (5). Pero si lo leemos con detenimiento, podemos ver como estos resultados no nos afectan en absoluto. ¡Que no te engañen!

2. Verdad “a medias”: El estearato de magnesio contiene pesticidas

El ácido esteárico de nuestro aditivo favorito ha sido objeto de numerosas discusiones. Y es que este ácido graso suele extraerse del aceite de algodón, un cultivo en el que muchas veces se utilizan pesticidas para garantizar su correcto crecimiento.

Por esa razón, los detractores del estearato de magnesio rechazan a este aditivo y tienden a buscar alternativas que consideran “más naturales” para sus suplementos.

Lo cierto es que el proceso de refinado tan exhaustivo que atraviesa el aceite de algodón para extraer el ácido esteárico elimina cualquier pesticida o impureza de este producto, según los expertos (6). Por lo tanto, no deberíamos veremos expuestos a estos tóxicos aunque consumamos este aditivo.

No obstante, si este argumento no nos convence, también podemos optar por suplementos o alimentos que demuestren estar “100 % libres de pesticidas”. Así no tendremos que eliminar por completo el estearato de magnesio de nuestra dieta, sino utilizar productos que incluyan formas más saludables de este aditivo.

3. Mito: El estearato de magnesio provoca infecciones bacterianas

Existe un rumor acerca del estearato de magnesio que asegura que favorece la formación de “biofilms” en nuestro tracto digestivo, y que esta situación nos predispondría a sufrir peligrosas infecciones. ¡Qué horror!

Lo cierto es que un biofilm es el nombre que se le da a un grupo de bacterias que colonizan un lugar determinado. Estas colonias de microorganismos son un verdadero problema en el ámbito de la medicina, ya que pueden infectar prótesis o válvulas del corazón, por ejemplo.

Sin embargo, no existen estudios que demuestren que el consumo de estearato de magnesio, un producto que se absorbe rápidamente, pueda favorecer la creación de biofilms en nuestro tracto digestivo. Las bacterias formadoras de colonias necesitan un entorno favorecedor (por ejemplo, un lugar inerte, como una prótesis de rodilla) donde asentarse.

Afortunadamente, el tracto digestivo de una persona sana está “vivo”, está recubierto de ácido y moco y es capaz de defenderse de la mayoría de bacterias. Por esa razón, podemos considerar esta afirmación sobre este aditivo como un mito hasta que se demuestre lo contrario. Si eres una persona sana, ¡no tienes por qué temer a los biofilms! (5)

5. Mito: El estearato de magnesio impide la absorción de los nutrientes

También se ha acusado al estearato de magnesio de reducir la capacidad de nuestro intestino de absorber vitaminas y otros nutrientes. Una vez más, este “mito” no tiene una base científica, y no existen experimentos que corroboren esta hipótesis.

Sí es cierto que el estearato de magnesio podría reducir la velocidad de absorción de ciertos nutrientes, pero al final, la biodisponibilidad (cantidad de ingrediente activo que llega a nuestra sangre) será la misma. Al final del día, no importa si tu suplemento incluye o no estearato, ¡habrás recibido la misma cantidad de nutrientes! (5)

¿Qué puede pasarme si consumo demasiado estearato de magnesio?

No se ha establecido una cantidad máxima de estearato de magnesio para el consumo humano. No obstante, se calcula que una persona sana tendría que tomar, aproximadamente, 170000 miligramos de este aditivo en un día para estar en riesgo de sufrir una “sobredosis”. ¡Eso equivale a cientos de cápsulas de suplementos!

Por lo tanto, es muy poco probable que suframos síntomas relacionados con un exceso de estearato de magnesio. Aunque en el caso de personas con problemas de riñón (que no pueden eliminar el magnesio por la orina), de niños muy pequeños o de individuos que toman suplementos de magnesio, este aditivo podría provocar una “sobredosis de magnesio”.

En tal caso, aparecerían molestias relacionados con un exceso de magnesio en sangre, como por ejemplo (7):

  • Náuseas
  • Diarrea
  • Dolor de estómago
  • Debilidad
  • Espasmos musculares

Si aparecieran estos síntomas durante la suplementación con un producto que contenga estearato de magnesio, deja de utilizar el artículo y busca ayuda médica cuanto antes.

¿Cómo sé si soy alérgico al estearato de magnesio?

De forma excepcional, el estearato de magnesio puede provocar reacciones alérgicas en algunas personas. Generalmente, estas reacciones se han manifestado como urticaria (“ronchas” rojas que pican y que se extienden por todo el cuerpo) o como molestias gastrointestinales.

Si has introducido un nuevo producto con estearato de magnesio en tu rutina y has comenzado a sufrir signos compatibles con un alergia, te aconsejamos que (8):

  • Dejes de utilizar el producto inmediatamente.
  • Acudas a tu centro de salud más cercano para recibir ayuda médica.
  • Una vez hayas sido tratado y estés fuera de peligro, hables con un profesional sanitario para averiguar si tu alergia se ha debido realmente al estearato de magnesio o a otro ingrediente de tu suplemento.

Ten en cuenta que el estearato de magnesio está presente no solo en complementos nutricionales, sino también en medicamentos y alimentos. Si eres alérgico a este aditivo, ¡tendrás que tener mucho cuidado con todo lo que ingieres!

Conclusión: ¿Estearato de magnesio, sí o no?

Como has podido ver a lo largo de este artículo, el estearato de magnesio que consumimos a diario en suplementos, medicamentos y alimentos. Se considera un producto seguro y, en el caso de las personas sanas, puede tomarse sin preocupaciones.

No obstante, la elección final es tuya. ¿Le has perdido “el miedo” a este aditivo y no te lo pensarás dos veces antes de consumirlo? ¿Sigues desconfiando del estearato? ¿O te preocupa que esté tan presente en alimentos, medicamentos y suplementos y prefieres comprar complementos que no lo incluyan? ¡Ahora puedes tomar tu decisión basándote en la evidencia científica!

Si todavía te quedan dudas, te recomendamos que le eches un vistazo a la siguiente tabla, en la que te resumimos la información más importante acerca del estearato de magnesio en forma de “preguntas y respuestas”:

Preguntas sobre el estearato de magnesio Respuestas
¿Es tóxico? Según los organismos oficiales, es una sustancia segura en personas sanas y no alérgicas.
¿Afecta a mis defensas? No se ha demostrado que este aditivo afecte a nuestras células defensivas.
¿Favorece la infección? No hay relación entre el consumo de estearato y la aparición de biofilms o infecciones.
¿Reduce la absorción de nutrientes? Los nutrientes de los suplementos con estearato de magnesio se absorben tan bien como los de los complementos sin este aditivo.
¿Puede provocar alergia? Sí, en personas sensibles.
¿Es posible la sobredosis? Sí, en niños y personas frágiles.

Alternativas al estearato de magnesio

Si sigues siendo un detractor del estearato de magnesio, puede resultarte complicado encontrar alternativas a este aditivo tan popular. En ese caso, te recomendamos que sigas nuestros consejos para llevar una vida lo más “libre de estearato de magnesio” posible. ¡No te los pierdas!

Recuerda que tienes opciones

¿Existe otra forma de crear tabletas y pastillas que no requiera del estearato de magnesio? Aunque este producto parece casi imprescindible para darle a nuestros productos la textura deseada, lo cierto es que existen varias alternativas a este espesante. Así, tendrás que buscar suplementos que contengan como alternativas al estearato de magnesio:

  • Salvado de arroz
  • Aceite de girasol
  • Hidroxipropilmetilcelulosa
  • Goma arábiga
  • Acacia

Los ingredientes anteriores también tienen una función espesante y aglomerante. ¡Dales una oportunidad!

Busca otros formatos

El estearato de magnesio es muy popular para transformar el polvo suelto de los suplementos, alimentos y medicamentos en pastillas y tabletas solidificadas. Sin embargo, podrías recurrir a suplementos líquidos (o en cápsulas de aceite) para deshacerte de la necesidad de usar estearato.

Hoy en día, podrás encontrar la mayoría de tus suplementos en forma líquida o incluso en formato liposomal, es decir, integrados en pequeñas vesículas con una composición similar a nuestras células que mejorar la absorción de los nutrientes. ¡El futuro ya está aquí!

Di “adiós” a los procesados

El estearato de magnesio no solo forma parte de muchos suplementos. También es un ingrediente muy utilizado en la industria de la alimentación. Si te preocupa consumirlo en exceso, reduce tu ingesta de bollería, chicles y caramelos y céntrate en alimentarte de la forma más “natural” posible.

Un ejemplo de dieta libre de aditivos como el estearato de magnesio es la dieta Paleo. ¿La conoces? ¡No te pierdas nuestro artículo al respecto!

Pide ayuda a los profesionales

Si no puedes tolerar en absoluto el estearato de magnesio (por ejemplo, en el caso de alergias graves) tendrás que mantener una conversación con tu médico y tu farmacéutico de confianza. Ellos te ayudarán a elegir medicamentos libres de este aditivo, para que puedas cuidar de tu salud con total confianza.

Resumen

¿Quién iba a decirte que un aditivo tan inofensivo sería objeto de una controversia tan grande? Una combinación de mala suerte, interpretaciones desafortunadas y verdades a medias han convertido al estearato de magnesio en el “enemigo” de muchos aficionados a la suplementación, ¡pero de forma totalmente inmerecida!

Si eres una persona sana, puedes incluir este aditivo en tu alimentación con seguridad, según los expertos. No obstante, los consumidores más escépticos pueden recurrir a un gran número de suplementos que utilizan alternativas naturales a este aditivo. ¿Y tú? ¿Conocías la “leyenda negra” del estearato de magnesio? Cuéntanos tus opiniones, ¡queremos saber qué piensas!

Si gracias a este artículo has comprendido mejor qué es el estearato de magnesio, por favor, deja un comentario y comparte este artículo.

Referencias

  1. [Base de productos químicos PUBCHEM] National Center for Biotechnology Information. MAGNESIUM STEARATE | C36H70MgO4 – PubChem . US National Library of Medicine. 2004. Disponible en: https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/Magnesium-stearate
  2. [ARTÍCULO CIENTÍFICO] Hobbs CA, Saigo K, Koyanagi M, Hayashi S-M. Magnesium stearate, a widely-used food additive, exhibits a lack of in vitro and in vivo genotoxic potential. Toxicology reports . 2017;4:554–9. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29090120
  3. [WEB OFICIAL] Drugs and Lactation Database (LactMed). 2006 ; Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK501922/
  4. [WEB OFICIAL GOBIERNO DE ESPAÑA] Límites Máximos Residuos. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios . . Disponible en: https://sinaem.agemed.es/lmrs/
  5. [ARTÍCULO CIENTÍFICO]Tebbey PW, Buttke TM. Molecular basis for the immunosuppressive action of stearic acid on T cells. Immunology . 1990 Jul ;70(3):379–84. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2379942
  6. [ARTÍCULO CIENTÍFICO] Final report on the safety assessment of Hydrogenated Cottonseed Oil, Cottonseed (Gossypium) Oil, Cottonseed Acid, Cottonseed Glyceride, and Hydrogenated Cottonseed Glyceride. International journal of toxicology . 2001 Jan 2 ;20 Suppl 2(2):21–9. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11558638/
  7. [ENCICLOPEDIA ONLINE] Magnesio | Linus Pauling Institute | Oregon State University. Disponible en: https://lpi.oregonstate.edu/es/mic/minerales/magnesio
  8. [CASO CLÍNICO] Magnesium stearate: an underestimated allergen – PubMed .Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23241129/

 

¿Por qué puedes confiar en mí?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Evaluaciones